Myolastan: La AEMPS ha retirado definitivamente este relajante muscular

Pastillas

Desde el pasado lunes 1 de julio de 2013 ya no se puede recetar ni dispensar tetrazepam, cuyo nombre comercial más conocido es Myolastan, en España.

Este medicamento es usado sobre todo como relajante muscular y para dolores agudos provocados por contracturas, especialmente en la espalda y el cuello, pero se han detectado reacciones en la piel.

El Grupo Europeo de Coordinación (CMDh) de la EMA, del que forman parte todas las agencias de medicamentos europeas, ha evaluado el caso tras recibir un informe desfavorable del Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC).

En un comunicado, la EMA señala que ha comunicado su decisión a la Comisión Europea (CE) para que tome una decisión en todo el territorio de la UE. La Agencia Europea del Medicamento puntualiza que los beneficios del fármaco no superan a los riesgos asociados con su consumo.

La investigación del Grupo Europeo de Coordinación de la EMA respondió a las advertencias de que el fármaco había producido unas reacciones graves en la piel en Francia.

Entre las reacciones identificadas figuran el llamado síndrome Stevens-Johnson(un eritema grave que afecta a la piel y a las mucosas, causando vesículas, úlceras y otras lesiones),, la necrólisis epidérmica tóxica(que provoca la aparición de ampollas y descamación), el eritema multiforme y una erupción cutánea con eosinofilia (leucocitos).

El PRAC concluyó que el tetrazepam está asociado con un riesgo, aunque bajo, de reacciones cutáneas, señala la EMA. La agencia aconseja a los pacientes que estén tomando este medicamento que no dejen de consumirlo de manera repentina sin antes recibir la recomendación de su médico.

En el análisis preliminar de la EMA se indica que de los seis países en los que se comercializa el medicamento “la exposición es especialmente elevada en España”; seguida, “a menor nivel, de Francia y Alemania”.

En España El 3% de la población los consume de manera habitual y un 16% lo hace de manera esporádica a lo largo de un año.

Más información en la AEMPS y en la OCU.

Franz Kafka en el doodle de hoy

Doodle a Franz Kafka por su 130 aniversario

Google nos deleita en la conmemoración del 130 aniversario del nacimiento de este tantas veces mencionado autor. En él aparece la cucaracha de La metamorfosis. Quien no recuerda al personaje de Gregor Samsa que se convertía en este tan malhadado insecto.

Kafka no llegó a terminar ninguna de las tres novelas que escribió. Para que luego diga mi madre que dejar incompletas las tareas no tiene recompensa.

Lectura fácil: Una puerta de acceso a la información, el conocimiento y la cultura.

Ha llegado a mis oídos esta iniciativa que quería compartir con vosotros. DOWN España arrancó este proyecto a finales de 2012 para hacer accesible los textos a todos los lectores con discapacidad intelectual. La Lectura Fácil proporciona textos accesibles para que las personas no sean excluidas y todos podamos participar activamente en la sociedad en igualdad de condiciones.

Asociación Lectura Fácil

Introducción

Vivimos en una sociedad en la que el acceso a la información, la cultura y el conocimiento  se realiza principalmente a través de la lectura. Las personas con dificultades lectoras tienen las mismas necesidades de información que cualquier otra persona.

Por lo tanto, para fomentar su inclusión debemos garantizar su acceso a una gran variedad de información sobre:

  • Textos de leyes, derechos y obligaciones.
  • Textos literarios.
  • Noticias.
  • Actividades de ocio.
  • Servicios.

Los materiales de LF no deben limitarse al soporte impreso. Los soportes audiovisuales y los electrónicos pueden ser muy beneficiosos para las personas con dificultades lectoras.

En este enlace podéis ver un ejemplo de lectura fácil. La página web de Down España incluye un botón arriba a la derecha que habilita dicha función en su web. Si os fijáis en los textos, cambian sensiblemente.

¿Cómo lo hacen?

Evitando las frases subordinadas, usando palabras más accesibles, jugando con el tamaño del texto, los márgenes, el contraste de la fuente sobre el fondo. En definitiva se busca un resultado totalmente legible y fácilmente comprensible.

 

Más información

En este enlace podéis descargar el folleto en el que se explica con detalles esta iniciativa. En él se recoge la información necesaria para la elaboración de un texto para que sea de Lectura Fácil, fases de las que se compone el proceso de elaboración, cómo fomentar la lectura, etc.

Organizan talleres para fomentar la lectura y hasta tienen un club de lectura propio.

Vía sindromedown.net

Me encanta de Las Nancys Rubias

Que recuerdos del día que grabamos el cover del tema Peluquitas…

John Newman, todo un descubrimiento

Viajar a los 60 ya es posible. Que voz…!!!

El coche nuevo de Mike o “un viaje inesperado”

Se me hace raro escribir una novela lejos del mar. En lugar de eso una habitación con pocos muebles, casi diáfana, gris y destartalada. Un montón de cables se aferran a mí como si fuesen raíces, como si mis venas no fuesen suficientes. Afluentes de un río de plástico made in Taiwan. Tubitos huecos que desembocaban en una maquina que se ideó en la India pero que acabó construyéndose en China.

Alli se fabrica todo. Los inventores de la máquina eran dos ingenieros. Un estadounidense y un indio. El primero hijo de una familia acomodada de la ciudad del motor, había decidido que terminar sus estudios en la India era una oportunidad para sacar más partido a su cuenta de Facebook, de Skype y a su propio curriculum. El otro de una familia muy pobre. Se había criado en una pequeña aldea junto a un río color chocolate. Cuando era pequeño su hermana enfermó. No duró mucho. Hicieron todo lo que se puede hacer en un lugar sin electricidad. Uno con mucha humedad, mosquitos e infectado de tigres hambrientos. El chamán lo intentó de todas las formas posibles. Fue imposible. Tiraron al río su cadaver envuelto en un sudario de flores blancas. Aquello fue el detonante para que Aashish tomase la decisión correcta. Sus padres no pudieron permitirse pagar su estancia en la capital, con lo que tuvo que descartar la medicina como opción. Tuvo que conformarse con una ingeniería.

Y aquí está su máquina encendida, funcionando. La que me alarga no sé qué exactamente. Debería darles las gracias y no sé cómo hacerlo. Siempre he seguido de cerca los avances tecnológicos en el campo de la medicina. Pero desde luego este se lleva la palma. Que alegría me contagia pensar que se va progresando para curar enfermedades antes intratables. A cuántas personas les cambiará la vida o les salvará de la muerte este avance o el de más allá. Jamás piensas que tú puedes ser una de esas personas. Jamás.

Me pregunto cual de los dos decidió la frecuencia con la que emite su pitido latente. Me pregunto si se trató de una decisión conjunta o deliberada. Lo mismo el sonido es obligatorio por alguna normativa internacional. El caso es que pita, que tiene varios indicadores de luz y una pantalla a la que no me alcanza la vista desde este lado de la cama. Tendría que levantarme y no tengo ganas.

Ojalá leucemia fuese el modelo de un súper deportivo. Pero no de uno cualquiera, sino de uno exclusivo con llantas de aleación y el último grito en tecnología punta. Uno de una serie limitada. Si tienes un deportivo caro puedes despertar en los demás sentimientos de admiración, alegría y envidia en casos extremos.

Pena… Eso es lo único que se despierta en los demás con el actual significado de la palabra. Te miran con una disimulada empatía. Y tu sonríes con una alegría también fingida. Y te permites el lujo de hacer chascarrillos. -Si no pudo conmigo mi jefe… va a poder esto, ¡vamos! ¡sólo faltaba! Piensas que te vas a poner bueno, te vuelves optimista y los demás ven que te mueres con unas ganas de vivir antes disfrazadas de rutina y problemas. Vas perdiendo peso. Sientes que tu cuerpo se ha oxidado, quema, escuece, duele. Está prohibido tener móviles y la atmósfera está controlada para evitar lo inevitable. Que un elemento microscópico se cuele en mi organismo y germine como si me hubiese comido diez sacos de abono para plantas. Soy una maceta plastificada para que nada malo germine en mí. Y el plástico es de mala calidad.

Si alguien está leyendo esto que saque al mercado el modelo Leucemia de un súper-deportivo. Si puede que destine parte de los beneficios a alguna fundación contra el cáncer. Espero que sea tan famoso que cuando alguien te diga que tiene un Leucemia haya un resquicio para la duda o incluso el sentimiento que despierte sea alegre y envidioso. Ojalá algún anciano cuente a su nieto que el nombre de ese coche viene del de una enfermedad erradicada y olvidada. ¡Ojalá!

Quería comerme el mundo y sin embargo no pasé de los entrantes. Alguien decidió que era el momento de levantarse de la mesa. Y mira que mi padre me dijo veces que no me levantase hasta que el último comensal hubiese terminado el último bocado. Donde quiera que esté, espero que me perdone.

Con los pies encogidos

Que calmada está la noche.
Mientras todos duermen, nosotros en un rincón que hicimos nuestro leemos en presente y soñamos despiertos.
Vestidos, por cierto.

Paradise telecom

The paradise has no mobile phones. That’s the reason nobody call us telling how amazing is. The Real call occurs inside us. And for this silent call I’m sure you don’t need any kind of technology. Just your body and soul.

20130614-180413.jpg

Ruta hacia el paraíso…

20130606-183909.jpg

Una librería en Madrid donde puedes no pagar

 

Librería Libros Libres en Madrid

Librería Libros Libres en Madrid

En este nuevo establecimiento los libros son gratuitos; si quieres puedes contribuir con una ayuda o donando obras

El libro es, sin duda, el perfecto producto cultural anticrisis. No resulta demasiado caro y permite mucho tiempo de entretenimiento y formación, así que la ratio euros/hora sale bastante rentable, sin contar los demás beneficios que producen en el espíritu del lector. Y además, el libro no ha sufrido la brutal subida del IVA en la cultura. Pero, ¿y si hubiera una librería donde los libros fueran completamente gratuitos? ¿En qué cabeza cabe?

Puede parecer una locura, pero en eso consiste el proyecto Libros Libres (Covarrubias, 38) que lleva ya medio año dando que hablar en el madrileño barrio de Chamberí. Un espacio pequeño y acogedor con las paredes repletas de libros donde uno puede presentarse y elegir los volúmenes que quiera. Aquí no hacen falta guardias de seguridad, alarmas o arcos magnéticos: todo es gratis.

“Es un proyecto alejado de los vínculos económicos, puedes venir tengas dinero o no”, explica Alejando de León, uno de los promotores. “Queremos facilitar el acceso gratuito a la lectura y al cine [también tienen un videoclub en el que duerme un enorme oso panda de peluche]. Aquí los suscriptores no tienen ninguna ventaja sobre los no suscriptores. Los que no puedan permitirse pagar la suscripción, pueden venir igualmente”. La ayuda que piden es de 12 euros al año, es decir, un euro de nada al mes, lo que cuesta un café, que diría un político despistado. Como explican, no es necesario pagar si no se puede, pero hay gente solidaria que incluso decide ayudar con 50 o 100 euros. Por supuesto, también se puede colaborar donando libros, esta es una parte importante del flujo de volúmenes, o trayendo café, tarta o cualquier otra cosa rica. Necesitan 365 suscriptores para que el proyecto sea viable económicamente y continúe después del primer año de andadura. Y no va mal la cosa: en los primeros 12 días abiertos consiguieron más de 120 socios.

Una cosa que sorprende es la calidad de los libros que aquí se encuentran. Muchos de ellos fueron donados por fundaciones y editoriales, y no conforman el típico cementerio de libros sin interés y hechos polvo que se ven en otros locales con propuestas parecidas, como bares con bookcrossing en los que solo quedan residuos editoriales bastante tóxicos o destartaladas bibliotecas de asociaciones o centros sociales okupados. “La gente que viene no trae libros malos, trae libros interesantes, que piensan que pueden gustar a la gente, en buenas ediciones. No esos que nadie quiere tener en casa”, explica Elisa Ortega, otra de las promotoras. Libros de editoriales potentes, algunas novedades, y repartidos en diferentes secciones de Infantil a Poesía o Filosofía: “esta sección es continuamente reordenada por los estudiantes de filosofía que vienen, se ve que no soportan ver a Platón al lado de Ortega y Gasset…”, bromea De León.

Y es que la gente se entusiasma con este proyecto. Muchos se han ofrecido para trabajar voluntariamente en este espacio, donde uno puede además sentarse a leer en un mullido sofá o hacer consultas en un ordenador. La verdad es que es el lugar ideal para que se forme una espontánea tertulia de lectores habituales, como dice la leyenda que se forma en las buenas librerías en torno a un buen librero. Por lo pronto, los organizadores ya barajan la posibilidad de organizar talleres o proyecciones y abrir nuevas posibilidades para este espacio.

El proyecto está inspirado en The Book Thing of Baltimore, una gran librería gratuita en esta ciudad estadounidense. “Un hombre empezó recogiendo libros, los que consideraba buenos, y los vendía a unos 50 céntimos. Los guardaba en su garaje, pero tenía tantos que empezó a repartirlos de manera gratuita. Tanta gente se interesó por el proyecto que el garaje se le quedó pequeño y tuvo que mudarse a otro almacén. Ahora entran y salen de ese local miles de libros semanalmente. Se ha hecho muy famoso en la región”, explica Ortega. 150.000 libros por persona y día es el límite que se han puesto, en clave de humor, en The Book Thing.

En el caso madrileño, Libros Libres nació de la ONG Grupo 2013, un grupo de más de 100 voluntarios que se dedica a dar clases a niños con dificultades académicas (y de otros tipos) que sufren riesgo de exclusión social. En el extranjero colaboran con diferentes centros educativos, envían libros (dentro del proyecto Algo para leer, del que surgió la librería) y tienen a 125 niños becados en países como Nepal, Nicaragua, Colombia, etc.

¿Y qué piensa de esto el atemorizado sector librero y editorial? “Nosotros no nos vemos como competencia sino como complemento. Al final, la cultura genera más cultura, se fomenta el hábito de lectura. Algunas editoriales nos han donado libros y no hemos tenido quejas”, explican los libreros. Curiosamente Libros Libres se inauguró por las mismas fechas que se inauguró, con gran algarabía, el nuevo coloso de las librerías madrileñas, La Central de Callao.

Con la que está cayendo faltan las excusas para no pasarse por Libros Libres a liberar tus libros o a coger otros libros ya liberados. Y luego, a refugiarse a leer en un buen sofá mientras fuera el mundo se derrumba.

Enlace.